miércoles, 8 de diciembre de 2010

El Macrocuento Mundial

A tan sólo una semana de haberse hecho oficial el blog de La Sociedad de Microcuentistas, al mismo tiempo que su cuenta de twitter @microcuentistas, contamos con más de ciento sesenta miembros activos.
En esa misma fecha dio inicio el Primer Macrocuento Mundial, que se encuentra viajando por todo el planeta, y ha sido tocado por las letras de seres mágicos a los que nos unen los lazos del amor por las palabras.


El Macrocuento Mundial va así...

:
 
De las entrañas de la esencia misma, allí donde se origina la vida, comienza el génesis de los soñadores.
#MCtos sigue

Nacieron los océanos, los campos, los astros y los seres. Y al séptimo día... Dios creó al amor.
#MCtos sigue

Del Amor, las almas; seres que se hicieron carne; de ahí descubrieron
el sentir en las pieles.
#MCtos sigue

Un suave fulgor les iluminó la piel y estremecidos de pasión, sintieron calor en sus cuerpos.
#MCtos sigue

Fueron de ellos, hubo intensidad, ciegos sólo tocaban sus almas. Sin querer abrir los ojos y que el sueño cesara.
#MCtos sigue

No sabían que nombre dar a este sentimiento, todo era nuevo, luego Dios puso consciencia en sus almas para ver que uso le darían.
#MCtos sigue

Con los ojos se transmitían su inquietud a todo lo nuevo que estaban viviendo, cayeron en un sueño profundo...
#MCtos sigue

Aquel al que su Dios llamó espíritu. Libre como el aura, impredecible como el ímpetu del mar adentro.
#MCtos sigue

Al despertar, toda esa tormenta de emociones reconcomía en su mente estrujando las más íntimas fibras de su ser...
#MCtos sigue

Rebasados, encontraron una alternativa en una condición propia de su Dios. Descubrieron su facultad creadora.
#MCtos sigue

Crearían sin ley los días uno al seis... reservando el séptimo para recrearse, en el amor. Inventaron el tiempo.  
#MCtos sigue

Lo vio al corazón y supo que ese hombre valía las letras que escribía, aunque éstas nunca fueran para ella!
#MCtos sigue

Así contaba el origen de Todo la anciana y sabia Ura, maestra de historias. Y todos la escuchaban atentos.
#MCtos sigue

En el principio, dijo Ura, los hombres no tenían historias pues el dios Leik las tenía todas y las guardaba para sí.
#MCtos sigue

A espaldas de Leik, una pequeña comunidad de soñadores guardó las palabras de las historias en una isla desierta.
#MCtos sigue

Con el paso del tiempo, los soñadores se olvidaron de soñar, olvidaron las historias y olvidaron la isla desierta.
#MCtos sigue

De pronto, del mar emergió la ira del dios de los sueños. Y por fin tuvieron miedo, el miedo a morir en los sueños.
#MCtos sigue

Deambularon insomnes, ignorando que eran del mismo material del que están hilados los sueños, morían poco a poco.
#MCtos sigue

Sin rumbo en una ficción que creían realidad, al compás de las olas. Ahogándose en sus temores infantiles.
#MCtos sigue

E intentaban, vanamente, naufragar en su propia imaginación y quedar varados en la orilla de la vida real.
#MCtos sigue

Sentían las caricias de las olas, elevaban una plegaria extraña de silencios y miradas. No se si lloraban...  
#MCtos sigue

No sé si reían. Ahí estaban, asustados, recién nacidos, parados sobre una playa tan real como ahora ellos...  
#MCtos sigue

No sé si escuchaban el tronar de las olas sobre sus cuerpos, que iban creciendo junto con la luna que los segaba.
#MCtos sigue

No sé si desconocían su destino en la inmensidad del mar y la espuma que los cubría, los alimentaba y los protegía.
#MCtos sigue

Ura suspiró, como esperando una reacción de quienes la escuchaban confinados en esa lonja de tierra abrazada por el mar.
#MCtos sigue

Suspendida en una realidad alterna, se estremeció de placer, invisible al mundo que no quería verla como era.  
#MCtos sigue

El oleaje de las olas golpeaba sus pies, invitándola a emprender la búsqueda de un viaje a su interior y renacer.  
#MCtos sigue

Pero en su cabeza aún resonaba el silencio que la aturdía y le impedía ver con claridad.
#MCtos sigue

Ella deseaba que ese silencio fuera roto por la voz que más amaba en el mundo. Hizo al mar cómplice de su espera.
#MCtos sigue

Ella en su infinita añoranza, su deseo y nadie más. La bruma cubre sus pies;
las olas del mar rompen el silencio. 
 #MCtos sigue

Ella en su soledad que empozoña sus más arduos recuerdos, se muestra taciturna ante un viento recurrente.
#MCtos sigue

El viento recurrente trae a su memoria las caricias que nunca existieron de la voz que más amaba en el mundo. 
 #MCtos sigue

Las ficciones, que habían sido guardadas por Pandora, permanecieron a buen recaudo a la otra orilla de la vida.
#MCtos sigue

Cobraron realidad mediante la acción creadora de la Luna, que en sus manos, eran arcilla de la más fina verdad, con luz propia emitida.
#MCtos sigue

La vida más brillante que una estrella, se tatuó en la Luna y hechizó a los seres de arcilla, tan fuertes que el agua no los derrite.
#MCtos sigue

Ura conjuró: Seres a mares, allí, crasos. ¿Arcilla? Ser, amas, eres. ¡Despierten!
#MCtos sigue

Los seres de arcilla escucharon el llamado: despertaron para que las historias ya olvidadas fueran escuchadas de nuevo.
#MCtos sigue
 
 
 

1 comentario:

  1. Qué hermosa historia...Quisiera que nunca terminara. @annacaona

    ResponderEliminar